DE AMOR Y LÁPIZ LABIAL: EL ROMANCE DE ELVIS CON LINCOLN CONTINENTAL MARK II

En el marco del Día del Lipstick, fecha que celebra el brillo y la explosión de color que viene en esos pequeños tubitos, recordamos un episodio que causó gran revuelo y que se relaciona directamente con Elvis Presley y su Lincoln Continental Mark II 1956.

El “Rey del Rock ‘n’ Roll”, dueño de varios modelos Lincoln, era conocido por su amor por los autos y su filosofía de que la vida es demasiado corta para manejar autos aburridos. En una gira artística a Miami, Elvis, acompañado por su Lincoln Premier ’56, que había adquirido apenas tres semanas antes, viviría una experiencia que lo llevaría a convertirse en el dueño del icónico Lincoln Continental Mark II.

Fue en esta ocasión en Miami, que las apasionadas fans del ídolo descubrieron su Lincoln Premier ’56 estacionado en el Hotel Morrison y utilizando el lipstick como herramienta romántica, decidieron dejar mensajes de amor y por supuesto, sus números telefónicos. Como era de esperarse, Elvis no se molestó en lavarlo y lo llevó directamente al concesionario de Lincoln en Miami cambiándolo por un Lincoln Continental Mark II blanco, que se convertiría en su fiel compañero de viaje.

Con su imponente diseño y el lujo característico de Lincoln, el icónico modelo codiciado por coleccionistas y admirado por su diseño atemporal, se convirtió en el acompañante habitual del “Rey del Rock ‘n’ Roll” para sus citas nocturnas con Natalie Wood, y es sabido, que juntos recorrieron las calles de Nueva Orleans mientras filmaba la película “King Creole”.

Presentado en 1955 en el Salón del Automóvil en París y con una producción limitada de 3,005 unidades, Lincoln Continental Mark II se convirtió en el vehículo de fabricación estadounidense más caro y deseado de su tiempo. Fue diseñado con interiores de cuero, ensamblados y ajustados a mano que, gracias a un nivel de detalle y control de calidad sin precedentes, fue considerado como una obra de arte de ingeniería y diseño.

“Gracias a esta divertida anécdota protagonizada por sus apasionadas fans y mucho lipstick, el icónico Mark II 56 de Elvis Presley se ha convertido en parte de nuestro legado como un símbolo de sofisticación y elegancia que indudablemente marcó una de las épocas más icónicas de Hollywood”, mencionó Sebastián Casanova, Director de Lincoln México. “Me encanta hablar de nuestro icónico modelo, que también “sedujo” a celebridades como Elizabeth Taylor, quien pintó el suyo de violeta, para que combinara con el color de sus ojos, Frank Sinatra y Nelson Rockefeller e incluso el presidente de los Estados Unidos, Dwight D. Eisenhower”, agregó.

Hoy en su día, recordamos al lipstick, ese pequeño tubo de color que, impulsado por la pasión de las admiradoras del “Rey del Rock ‘n’ Roll”, jugó un papel protagónico para que el hoy conocido como Lincoln Lipstick, sustituido por Lincoln Continental Mark II, pasara a la historia como el “lienzo” de lápiz labial de los mensajes de amor hacia uno de los artistas más famosos de la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube
Instagram